Usted está aquí

¿QUÉ NORMATIVA IGNIFUGA DEBE CUMPLIR UN MATERIAL PARA TAPICERÍA EN ESPAÑA?

¿Mi material sintético es ignífugo? ¿Qué normas ha de cumplir?

La propiedad ignífuga no se puede apreciar a la vista y no es prescriptivo acercarle llamas por ver si prende pronto o tarde. La normativa exige de unos test mecánicos que valoran la flamabilidad y tiempo de extinción.

La norma vigente en España se basa en el Código Técnico de la Edificación (CTE) del 2006, donde se especifican los requisitos mínimos a cumplir en cuanto a la reacción al fuego, entre otros.

El tapizado de butacas y asientos fijos que formen parte del proyecto en edificios y establecimientos de uso público y concurrencia, deben pasar el ensayo según la norma UNE EN 1021: 1 +  2 = valoración de la inflamabilidad del mobiliario tapizado con fuentes de ignición 1: cigarrillo en combustión y 2: llama equivalente a una cerilla.

Con respecto a los revestimientos de techo y pared, el material deberá clasificarse según la norma UNE EN 13501-1:2002 y responder a determinados ensayos según la situación del elemento (zonas ocupables, pasillos, etc.).

La clasificación según M (M1, M2) ha quedado obsoleta para el tapizado a partir del 29 de marzo 2006 y para obra de nueva licencia.

 ¿Qué normativa ignífuga rige en Europa u otros países?

Si bien en Europa existe un deseo de unificar la normativa y el CTE español responde a éste, recogiendo la transposición de las reglas comunitarias (Directiva 89/106/CEE), cada país mantiene aún sus propios reglamentos, bien que en su mayoría coinciden con las normas referidas.
En cualquier caso, puede consultar a nuestro equipo técnico, que le indicará la norma vigente en cada país según cuadro disponible emitido a efectos de uso interno para asesoramiento internacional.

¿Qué caducidad tiene un certificado ignífugo?

Las clasificaciones de reacción al fuego tienen una caducidad de 5 años según establece el CTE. La certificación se puede emitir bien por el centro de producción, si éste tiene un laboratorio homologado a tal efecto, bien por un laboratorio técnico externo igualmente homologado.

¿En qué se diferencia el que un material tenga acabado ignífugo (que protege contra el fuego) o sea ignífugo en su proceso de producción?

Todos nuestros materiales y pieles ignífugas contemplan el tratamiento ignífugo en la propia producción del artículo, por lo que éste perdura en el tiempo como propiedad intrínseca.
Ello implica la renovación y control periódico de las producciones para su certificación.

Existen industrias que realizan acabados ignífugos y que permiten clasificar éstos de acuerdo con los parámetros de exigencia requeridos, si bien se trata de acabados superficiales y de duración normalmente suficiente, si bien limitada. Dichos tratamientos se considerarán como acabados adicionales con un coste extra y condiciones mínimas de cantidad y servicio. Implicarán de una certificación única.